El Fondo Social para la Vivienda informa a sus clientes que cotizaron a la Institución hasta abril de 1998, que pueden retirar sus cotizaciones, cumpliendo con los requisitos establecidos, en los siguientes casos: jubilación, invalidez total permanente o a sus beneficiarios en caso de fallecimiento.

Desde la entrada en vigencia de la Ley de Ahorro para Pensiones (Ley SAP) en 1998, el FSV dejó de percibir las cotizaciones retenidas a los trabajadores y aportes patronales; sin embargo, estos ahorros acumulados han servido para brindar soluciones habitacionales a miles de familias salvadoreñas.

Para el retiro de las cotizaciones, le informamos sobre las condiciones y requisitos que el cotizante debe tener en cuenta:

JUBILACIÓN: las mujeres de 60 años y hombres de 65 años cumplidos, deben presentarse al FSV con su   partida de nacimiento, o si tiene la edad de jubilación (mujeres 55 años y hombres 60), previamente deberán tramitar su pensión en donde estén afiliados (ISSS, INPEP, IPSFA). Luego deberán acercarse al FSV con la copia de Resolución de Pensión/ Asignación, tarjeta del ISSS o comprobante de Confirmación de    Registro extendido por el ISSS y el DUI. Si está afiliado a una AFP, debe tramitar la pensión con dicha AFP, la cual solicitará al FSV el traslado de las cotizaciones del afiliado para ser integrado a su fondo de pensiones.

INVALIDEZ TOTAL PERMANENTE: se entregará las cotizaciones al presentar la Resolución de Pensión extendida por el ISSS, INPEP o IPSFA, con más de 67% de incapacidad con su respectivo dictamen de la Comisión de Invalidez, juntamente con la tarjeta del ISSS, o comprobante de confirmación de registro extendido por el ISSS y DUI. Si está afiliado a una AFP, debe tramitar la pensión con dicha AFP, la cual solicitará al FSV el traslado de las cotizaciones del afiliado para ser integrado a su fondo de pensiones.

FALLECIMIENTO: En caso de fallecimiento del afiliado, si existen registros de beneficiarios en el FSV, las cotizaciones se devuelven a éstos, una vez que presenten la partida de defunción, junto a la partida de matrimonio o de nacimiento de los beneficiarios. En cualquiera de los casos, es imprescindible presentar la Resolución de Pensión, la tarjeta de afiliación del ISSS del fallecido o comprobante de Confirmación de Registro extendido por el ISSS y el DUI del solicitante. Si el afiliado estaba inscrito a una Administradora de Fondos de Pensiones, este trámite lo realizarán directamente con la AFP correspondiente.

En los últimos cinco años, el FSV ha devuelto 67,300 casos de cotizaciones por un monto de $38.8 millones. El 2016 ha sido el año en que se ha entregado el mayor monto de devolución de cotizaciones del período: 13,966 casos devueltos por $8.2 millones, lo cual evidencia el manejo responsable que el Fondo Social para la Vivienda realiza de los recursos de los cotizantes.