Durante el año 2017, el Fondo Social para la Vivienda aportó a la economía nacional $97.18 millones con el otorgamiento de 5,713 créditos para vivienda, con lo que se benefició a cerca de 24 mil salvadoreños que ahora ya cuentan con casa propia.

El Fondo Social para la Vivienda logró atender la demanda habitacional de 5,713 familias a quienes se les otorgó vivienda, a través de las diferentes líneas de crédito, beneficiando directamente a cerca de 24 mil salvadoreños, dentro y fuera del país.

Los resultados de 2017 permitieron que la Institución atendiera las necesidades de vivienda de los diferentes sectores de la población y que se fortaleciera el principio de  inclusión al potenciar créditos para casa propia a las mujeres salvadoreñas.

En lo que va de la presente administración, el FSV fortaleció su rol social al destinar el 82.8% de los créditos a familias de menores ingresos (entre 1 a 4 salarios mínimos), con lo cual se cumple el mandato del Presidente de la República Profesor Salvador Sánchez Cerén, de facilitar vivienda a la población más vulnerable.

Del total de créditos financiados el año pasado, el 80.8% fue destinado a familias que residen en la zona central, el 14.6% fue financiado a trabajadores de la zona occidental y el 4.6% restante se otorgó a familias del Oriente del país.

Por línea de crédito, el FSV invirtió en Vivienda Usada $53.84 millones en el otorgamiento de 3,426 créditos; en Vivienda Nueva se invirtieron $31.27 millones para el financiamiento de 1,177 casas nuevas; así mismo, se financiaron 661 viviendas recuperadas por un monto de $6.55 millones y se invirtió en el resto de líneas (reparación, ampliación y mejoras, construcción, compra de lote) un total de $5.52 millones en 449 créditos.

De junio 2014 a diciembre 2017, el FSV ha realizado una importante inversión de $415.46 millones en 22,885 créditos, apoyando a cumplir el proyecto de vida de más de 96,100 salvadoreños.