El Fondo Social para la Vivienda (FSV) es una institución comprometida con el enfoque de género, ya que en el período de junio 2014 a enero del presente año ha beneficiado a 10,065 mujeres trabajadoras y a sus grupos familiares, a través de una importante inversión de $179 millones otorgados en créditos hipotecarios.

La inversión realizada por el FSV en créditos de vivienda a mujeres como deudoras principales, representa el 43.1% del total del financiamiento otorgado de junio 2014 a enero 2018, lo cual se ha canalizado a través de diferentes Líneas y Programas Crediticios, entre ellos Casa Joven, Vivienda Cercana, Aporte y Crédito y Vivienda Social.

El Presidente y Director Ejecutivo del FSV, Tomás Chévez, enfatiza que “la mujer realiza un importante rol dentro de la sociedad y de la familia salvadoreña, por ello, en cumplimiento a los lineamientos del Gobierno Central, nuestra Institución es inclusiva, facilitando que las mujeres se conviertan en propietarias de su casa y puedan brindar protección habitacional a sus seres queridos”.

De acuerdo a resultados por Programas crediticios, con Casa joven el FSV ha otorgado el 41.7% del financiamiento a mujeres con edades entre 18 a 25 años. Otro dato importante es el relacionado a las mujeres salvadoreñas que residen fuera del país, a quienes mediante el Programa Vivienda Cercana (para compatriotas en el exterior), el FSV ha otorgado el 54.5% de los créditos habitacionales, quienes desde diferentes países del mundo han favorecido a sus parientes en El Salvador.

De igual forma, el Programa Vivienda Social, destinado a sectores vulnerables, presenta resultados positivos, ya que de septiembre 2017 a enero 2018 ha beneficiado con el 50.5% de lo otorgado a mujeres jefas de hogar. Aporte y Crédito, programa destinado al sector de trabajadores por cuenta propia, evidencia que la mitad de lo otorgado en este programa especial (50% de los créditos) fue otorgado a mujeres, lo que significa que mujeres emprendedoras han logrado obtener una solución habitacional.

El FSV profundiza su rol social al brindar oportunidades de vivienda y atender a la mujer por su rol fundamental en el desarrollo del país, por lo que se compromete a continuar beneficiando a este importante sector de la población con créditos hipotecarios, mejorando la calidad de vida de las familias de menores ingresos y contribuyendo a la reducción del déficit habitacional.