Como parte de su rol social, el Fondo Social para la Vivienda (FSV) brinda diversas soluciones a sus clientes para poner al día los préstamos en mora, permitiendo que conserven su patrimonio familiar, a través de las siguientes opciones:

Plan temporal de pago: Se distribuye temporalmente el monto de la deuda vencida en pequeños porcentajes que se pagan por un período de tiempo acordado junto a la cuota mensual correspondiente, hasta que el cliente ponga su crédito al día.

Refinanciamiento de créditos en mora: esta opción permite que si el saldo de la mora es alto, el cliente pueda solicitar el refinanciamiento para cancelar el saldo del crédito y el monto en mora acumulado dentro de un solo crédito.

Venta de vivienda a familiares o terceros: El FSV también brinda la opción de venderle la vivienda a un familiar cercano o un tercero con ingresos permanentes y comprobables, quien podrá asumir los pagos del crédito como fiador o codeudor solidario para que el grupo familiar no pierda la casa.

Política temporal de pago por desempleo: Consiste en la aplicación de una política temporal con un período de gracia de pago de capital de doce meses, aplicable a los deudores del FSV desempleados y que les permita cancelar mensualmente únicamente los intereses, primas de seguros e IVA de la cuota mensual. El capital no devengado se traslada a una última cuota que, a conveniencia de las partes, podrá ser cancelada en su totalidad o refinanciada hasta por un año plazo.

Reestructuración de deuda: El Fondo podrá ofrecerles a los deudores la alternativa de reestructuración de la deuda, siempre que el mutuo hipotecario así lo permita. La reestructuración consiste en trasladar los adeudos vencidos totales a la última cuota del plazo pactado, la cual al vencimiento podrá ser refinanciada hasta por un plazo adicional de 60 meses.

Dación en pago: Esta opción se ofrece en los casos en que los propietarios han abandonado las viviendas, demostrando la imposibilidad de seguir pagándola. Con la dación en pago, el deudor entrega su vivienda a través de escritura pública en compensación de la deuda existente.

Así mismo se ofrece dos opciones adicionales: aplicación de cotizaciones y la disminución de cuotas para mantener la sanidad de la cartera.

El FSV recomienda a los clientes acercarse a las tres agencias ubicadas en San Salvador, Santa Ana y San Miguel o Sucursal Paseo para buscar en conjunto la opción más conveniente para cada caso.

Al mes de febrero del presente año, el índice de mora del FSV era del 3.13%. En el periodo de junio 2014 a febrero de 2018 se han facilitado 24,599 soluciones para resolver la situación moratoria de los créditos por un monto de $75.73 millones.