El Presidente y Director Ejecutivo del Fondo Social para la Vivienda (FSV), José Tomás Chévez, presentó el informe de Rendición de Cuentas del período junio 2014 a mayo 2019, en el que detalló a la ciudadanía la contribución del FSV en la reducción del déficit habitacional, con lo que se garantizó el derecho de las familias de tener una casa propia.

El Fondo Social benefició con una solución habitacional a más de 127,800 salvadoreños/as con el otorgamiento de 30,437 créditos por una inversión de $543.15 millones, aportando el 46 % a la reducción del déficit cuantitativo total (66,080 hogares), que representan 3.2 puntos porcentuales de la meta de 2 puntos establecidos en el  Plan Quinquenal de Desarrollo.

Facilitar un patrimonio a las familias de menores ingresos ha sido prioridad en la presente gestión, fortaleciendo el rol social institucional, al destinarles el 84.4% del total de créditos otorgados; además, se atendió la necesidad de vivienda de las familias de ingresos medios al incrementar el monto de financiamiento a $150 mil. Atendiendo el principio de equidad de género, el 44.6% del total de créditos otorgados por el FSV fueron destinados a mujeres como deudoras principales.

El presidente y Director Ejecutivo del FSV, José Tomás Chévez dijo que “el Fondo Social es una Institución con un profundo enfoque social, cercana, moderna y con una excelente solidez financiera, pues somos la primera Institución en cartera hipotecaria, la 2da Institución en utilidades y la 2da en porcentaje de participación del patrimonio en todo el sector, patrimonio que se ha incrementado en los últimos 5 años”.

Uno de los mayores legados de la presente administración es la implementación de modernos proyectos tecnológicos como la FSV APP, un sitio web más amigable y el pago electrónico; así como la descentralización de servicios con la apertura de la Sucursal Paseo y de 3 Ventanillas en Consulados de El Salvador en Estados Unidos.

También, se innovó con la creación de diferentes programas que atienden a sectores como mujeres (Casa Mujer), jóvenes (Casa Joven), salvadoreños en el exterior (Vivienda Cercana), familias con ingresos mínimos (Vivienda Social), Vivienda en Altura (apartamentos hasta $150 mil), entre otros, a través de condiciones de crédito muy favorables, con los cuales se cumplió con el rol de brindar casa propia a las familias salvadoreñas.

 



San Salvador, 15 de mayo de 2019