El Gobierno del Presidente Nayib Bukele, a través de la Ministra de Vivienda, Michelle Sol, entregó escrituras de créditos de vivienda por una inversión inicial de más de $168,100.00, a las primeras 10 familias que aplicaron a las nuevas condiciones de crédito en el Fondo Social para la Vivienda (FSV).

A partir del 2 de septiembre, el FSV ofrece mejoras crediticias con tasas de interés del 3 y 4% y cero prima para las viviendas nuevas y recuperadas, con lo cual se han beneficiado a madres solteras, jóvenes y familias de menores ingresos; así mismo, se redujo las tasas y primas para las líneas de vivienda usada, Compra de Lote, Reparación, Ampliación y Mejoras, así como en los Programas Casa Joven y Casa Mujer.

María Luisa Castellanos, madre soltera, aplicó a las condiciones de la vivienda nueva y agradeció al Gobierno por permitir ofrecer una casa a su familia: “Gracias a Dios, a nuestro Gobierno y a nuestra Señora Ministra, realmente estoy muy agradecida y muy feliz porque con una tasa de interés tan baja del 4% y cero prima, me siento realizada; esos son los beneficios que ahora tenemos. Mis hijas y yo se lo agradecemos”.

Con lineamientos del Ministerio de Vivienda, el FSV ha mejorado sus tiempos de respuesta, ya que las familias que recibieron sus escrituras realizaron su trámite en corto tiempo, entre 14 a 18 días, así lo explicó Alba Zavaleta, otra de las primeras beneficiadas con la reducción de tasas y primas: “Dar las gracias al Fondo porque ha sido un proceso bien rápido, no pensé que al final del mes ya iba a estar escriturando mi casa, gracias a Dios el tramite salió rápido”.

Actualmente, se tienen 322 solicitudes de crédito en trámite bajo las nuevas condiciones, por un monto aproximado de $5.6 millones, con lo que se espera beneficiar a más de 1,300 salvadoreños con casa propia.

Del 1 de junio a la fecha, durante la gestión del Presidente Nayib Bukele, el Fondo Social para la Vivienda (FSV) ha beneficiado a más de 9,100 salvadoreños con una solución habitacional, en lo que se ha invertido $39.2 millones, de los cuales el 96.7% ha sido destinado a vivienda de interés social.