El FSV cuenta con diversas modalidades con las que el usuario puede mantener la propiedad de su vivienda y asegurarle el futuro a su familia:

Plan temporal de pago

Con este Plan el monto de la mora se distribuirá en pequeñas cuotas que serán pagadas temporalmente junto a la cuota mensual correspondiente, hasta que tu crédito esté al día y luego cancelarás tu cuota normal.

Refinanciamiento de créditos en mora

Si tienes mora en el monto de tu crédito, puedes optar a solicitar un refinanciamiento. mediante el cual podrás cancelar el saldo de tus crédito y el monto en mora acumulado dentro de un solo crédito.

Venta de vivienda entre familiares o terceros

Si no puedes continuar cancelando el saldo de tu préstamo, un familiar cercano, con ingresos permanentes y comprobables, puede asumir el crédito para evitar que tu familia pierda la vivienda.

Política temporal de pago desempleo

Consiste en la aplicación de una política temporal con un período de gracia de pago de capital de doce meses, aplicable a los deudores del FSV desempleados y que les permita el poder cancelar mensualmente únicamente los intereses, primas de seguros e IVA de la cuota mensual. El capital no devengado se traslada a una última cuota que, a conveniencia de las partes, podrá ser cancelada en su totalidad o refinanciada hasta por un año plazo.

Reestructuración de deuda

El Fondo podrá ofrecerles a los deudores la alternativa de reestructuración de la deuda, siempre que el mutuo hipotecario así lo permita. La reestructuración consiste en trasladar los adeudos vencidos totales a la última cuota del plazo pactado, la cual al vencimiento podrá ser refinanciada hasta por un plazo adicional de 60 meses. En los casos en los cuales el texto del mutuo hipotecario no lo permita, el Fondo y el (los) deudor(es) podrá(n) acordar modificar el texto del mutuo hipotecario en lo pertinente, de tal manera que permita ejecutar la reestructuración del crédito.

Realiza tus pagos